Mar de leva – Trump

0
Mar de Leva - trump

(Por Farruco Sesto)

Si el comandante Chávez le llamó Mister Danger a George Bush y lo calificó acertadamente como diablo oloroso a azufre. ¿Qué pudiéramos decir nosotros del desagradable personaje que ahora mismo gobierna los EEUU de Norteamérica?

A quienes carecemos de aquel ingenio especial del Comandante, seguramente nos será muy difícil precisar un calificativo que lo retrate certeramente con una sola palabra. Yo por mi parte, ni lo intento, sabiendo que me quedaría corto.

“Donal Trump, eres un miserable”, le dijo el Presidente Maduro, redondeando un concepto, en el sentido de despreciable.  Y en efecto lo es, casi como ninguna otra figura pública. Pero creo que también en esta oportunidad Nicolás se quedó corto.

Porque este señor, Trump, es mucho más que eso. Es la atroz perversion, la depravación moral hecha figura. Y no sólo, por supuesto, como persona pública absolutamente intragable con sus estupideces, impertinencias y mentiras. Sino, sobre todo, como la  más obscena y descarnada representación, que es, de lo que significa el poder imperial, cuando se expresa sin pudor, tal como Trump lo hace, sin pena alguna, con el total descaro del matón de barrio.

Porque si algo es cierto, es que ese señor no guarda las formas. No sabe de eso. Nadie se lo enseñó. O en todo caso no le importa, porque carece de valores espirituales y de controles éticos.

Trump es de los que piensa que el mundo se divide en ganadores y perdedores y que lo demás no importa nada. Ya no digo el respeto o la dignidad, sino ni siquiera la palabra. Porque él es un ganador y a la mierda los perdedores.

Trump es, así, el impúdico desnudo del emperador que va desnudo, como en el cuento de Andersen. Y que, aun sabiéndolo, tiene la desvergüenza de exhibirse riéndose. Porque ese rey que va en pelotas, no es él como persona, sino el sistema decadente que representa.
Un sistema supremacista, enloquecido y banal, que vive de la opresión y de la guerra y al que Trump, tal vez mejor que nadie en este tiempo, le ha prestado su decadente imagen para la fotografía. 

En verdad, en verdad, y ahora que lo pienso mejor, terminando estas líneas, tal vez el Presidente Maduro tiene razón cuando le llama simplemente miserable. Pues no deja de ser preciso, contundente y rotundo: “Donald Trump, eres un miserable”.

Deja un comentario