Mar de Leva – Con Chávez, por Maduro

0

Por Farruco Sesto.

 

En diciembre de 2010, el Presidente Chávez, dibujaba un hermoso panorama de futuro para este año que viene,  pero advertía que, para lograrlo, tendríamos que haber neutralizado al escualidismo militante. De alguna manera, puede interpretarse como un alerta sobre lo que hoy día estamos viviendo. Escuchemos con atención al Comandante:

“Miren, Venezuela, en el año 2019 bastante habremos avanzado. Pero tenemos que neutralizar las amenazas de esta gente loca que está llamando a golpe otra vez, a que intervenga aquí Estados Unidos, a que desconozcan el gobierno. No le paren, déjenlos ahí con sus gritos y sus televisoras y sus periódicos. Nosotros dediquémonos con amor, uniéndonos cada día más, con nuestras diferencias, a construir. Compadre, comadre, es el país de nuestros hijos el que estamos construyendo, no es ni siquiera para nosotros, es el país de nuestros hijos”.

Teniendo en cuenta ese pensamiento, este domingo, en la soledad de mi conciencia, y con Chávez en el corazón, voy a presionar con tal fuerza y decisión el lugar de votación de la pantalla electrónica para votar por Nicolás Maduro, que espero no dañar la maquinita.  Al efecto, trataré de controlarme. Y lo haré con la calma del que se sabe vencedor. Recogeré sonriente el comprobante y lo colocaré en la caja.

Y es que la animadversión que tengo contra los escuálidos opositores, no es normal.  O al menos, no es tan normal en mí que siempre he sido (y lo sigo siendo) un hombre tolerante y con espíritu de paz. Pero porque tampoco es normal el grado de miseria humana y crueldad con que esta burguesía apátrida, estos comerciantes especuladores, estos profesionales desalmados, estos políticos que los representan, y este conjunto de ciudadanos auto envenenados que los siguen en complicidad, están tratando de arrodillar a la mayoría del pueblo venezolano.  No, ello no es normal. Es patológico.

En la calle donde me muevo, en las redes donde navego y participo, y en las conversaciones en mi lugar de trabajo, constato que hay mucha gente que piensa más o menos igual que yo.

De manera que así como yo iré a votar el domingo, lo hará también, por las mismas o parecidas razones, una multitud de millones de venezolanas y venezolanos patriotas y bolivarianos: Por Chávez. Por Maduro. Con la decisión y la fuerza necesaria.

Si algo sabemos es que, a partir de nuestra voluntad y de nuestros votos, la derecha no volverá.

Deja un comentario