Declaración Final, Encuentro Antimperialista De Solidaridad, Por La Democracia Y Contra El Neoliberalismo

(Por Red en Defensa de la Humanidad)

Desde esta Cuba solidaria, primer territorio libre de América, reconociendo la heroica resistencia de su pueblo y las conquistas alcanzadas en sesenta años de Revolución, hemos compartido nuestras luchas y esperanzas 1332 representantes de 789 organizaciones del movimiento social y popular, de la solidaridad; de redes, plataformas y articulaciones regionales y globales, de partidos políticos, parlamentarios, religiosos e intelectuales, de 86 países.

Llegamos desde todos los rincones del mundo, con una larga historia de ejercicio de la solidaridad frente a la agresividad imperialista contra la Revolución Cubana, comprometidos con todas las causas justas y como parte de los esfuerzos de unidad en la acción y de las articulaciones de lucha, para reunirnos en La Habana en el Encuentro Antimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo, del 1 al 3 de noviembre de 2019.

Vivimos un nuevo momento en la historia. Los pueblos en las urnas, en las calles y en las redes sociales demuestran con su voto y sus protestas, el agotamiento de la ofensiva imperial conservadora y restauradora neoliberal de la derecha oligárquica, en alianza con el fundamentalismo religioso, el poder mediático, el capital y las empresas trasnacionales que, de la mano del imperialismo norteamericano, en su naturaleza depredadora, excluye a amplios sectores de la población, destruye el trabajo digno, la vida en armonía con la naturaleza y pone en peligro a la especie humana.

Los pueblos están demostrando que es posible derrotar la ofensiva imperial, que en sus propósitos acude a la criminalización de la protesta social, el confinamiento y desplazamiento de poblaciones, el asesinato de líderes sociales y políticos, el feminicidio, la persecución a líderes de gobiernos progresistas y a la judicialización de la política.
Se abren tiempos de esperanza. La unidad es vital y constituye un deber; la movilización, un grito de orden; la organización popular, una tarea inminente; y la integración, una estrategia que nos llevará a la victoria.

En este momento crucial, nos comprometemos a:

  1. Hacer nuestra la Declaración de Solidaridad con Cuba aprobada en este Encuentro, movilizándonos en acciones permanentes, intensivas y sistemáticas de alto impacto mediático, contra la escalada agresiva del imperialismo yanqui, como parte de la Campaña internacional “Manos fuera de Cuba”.
  2. Exigir el levantamiento del recrudecido, criminal y genocida bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a Cuba por el gobierno de Estados Unidos, y respaldar la Resolución que se presentará ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, los días 6 y 7 de noviembre de 2019, seguros de otra contundente victoria de la comunidad internacional.
  3. Denunciar las amenazas y agresiones de diversa naturaleza sobre todos los gobiernos soberanos que se niegan a servir a la potencia hegemónica, que busca instalar bases militares en sus territorios y usurpar sus recursos estratégicos.
  4. Reafirmar y defender la vigencia de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz.
  5. Denunciar los graves riesgos que entraña para América Latina, el Caribe y el mundo, la decisión de activar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), orientado a respaldar militarmente el afán del gobierno de los Estados Unidos de revivir la Doctrina Monroe.
  6. Expresar nuestra firme solidaridad con la Revolución Bolivariana y Chavista, la unión cívico-militar del pueblo, y su legítimo Presidente Nicolás Maduro Moros que ha sabido defender con firmeza su soberanía frente a las agresiones de todo tipo del gobierno de los Estados Unidos y sus aliados entreguistas que adoptan medidas contra los verdaderos representantes diplomáticos del gobierno venezolano. Apoyar el diálogo con sectores de la oposición para mantener la paz en Venezuela.
  7. Intensificar la movilización en reclamo de la inmediata liberación del compañero Luiz Inácio Lula Da Silva, víctima de la judicialización de la política, que tiene como fin la persecución y encarcelamiento de líderes políticos de izquierda y progresistas latinoamericanos.
  8. Felicitar al pueblo del Estado Plurinacional de Bolivia por su victoria en el proceso electoral y al Presidente Evo Morales Ayma por su reelección, como resultado de las medidas en beneficio popular y el crecimiento económico. Igualmente, denunciar los intentos de golpe de estado y de desestabilización desatada por sectores de la oposición, instigados por los Estados Unidos, contra la paz y la seguridad ciudadana en Bolivia
  9. Condenar los intentos de la administración estadounidense de desestabilizar al gobierno de Nicaragua y reiterar el derecho de su pueblo a la Paz.
  10. Demandar la independencia de Puerto Rico, nación latinoamericana y caribeña sometida hace más de un siglo al dominio colonial de los Estados Unidos, donde su pueblo se revela victorioso en las calles frente a las políticas del gobierno anexionista.
  11. Expresar nuestra firme solidaridad con las naciones del Caribe, en su legítimo reclamo de reparación por las secuelas de la esclavitud; así como el trato justo y diferenciado en el enfrentamiento al cambio climático, en correspondencia con sus circunstancias especiales y su situación de mayor vulnerabilidad.
  12. Apoyar la demanda histórica del pueblo argentino por la recuperación de las islas Malvinas, territorio que legítimamente le pertenece.
  13. Denunciar a los gobiernos que, siguiendo los dictados del imperialismo yanqui y las recetas del Fondo Monetario Internacional, imponen a sangre y fuego a sus pueblos políticas neoliberales de choque, profundizando la injusticia social y afectando especialmente a los sectores más vulnerables de la sociedad. Condenar enérgicamente el uso de la fuerza y la represión para intentar aplastar los justos reclamos de los movimientos sociales y populares.
  14. Defender la decisión del pueblo de Chile a revelarse en las calles con valentía para abrir las grandes alamedas contra las políticas represivas y antipopulares del gobierno, y condenar el empleo de torturas, violaciones, mutilaciones y muerte de ciudadanos chilenos a manos de los órganos represivos del país.
  15. Condenar la represión en Ecuador y el costo en vidas humanas para ese hermano pueblo que se enfrenta al paquetazo neoliberal
  16. Rechazar al gobierno pro imperialista de Jair Bolsonaro, plegado a los intereses de los Estados Unidos y empeñado en revertir los avances alcanzados en ese hermano país, destruir los procesos de integración y toda expresión progresista y de izquierda en la región.
  17. Respaldar el derecho del pueblo colombiano a la paz y defender la implementación plena del Acuerdo Final para lograrla. Exigir al gobierno el respeto a la vida de los ex combatientes y líderes políticos y sociales. Llamamos a retomar la Mesa de Diálogo con el Ejército de Liberación Nacional.
  18. Expresar la más profunda solidaridad hacia el hermano pueblo haitiano en su lucha por la justicia social, las reparaciones históricas y una vida digna.
  19. Manifestar nuestro respaldo a la lucha del pueblo hondureño y sus legítimas reivindicaciones.
  20. Felicitar al pueblo argentino y a su presidente electo Alberto Fernández, por el merecido triunfo en las urnas, que propicia una derrota al neoliberalismo y recupera la esperanza y dignidad de esa nación.
  21. Saludar al gobierno de Andrés Manuel López Obrador y su contribución a la unidad de América Latina y el Caribe, en defensa de los principios de no intervención y respeto a la soberanía
  22. Expresar nuestro apoyo y solidaridad al Frente Amplio Uruguayo que defiende la continuidad de los avances alcanzados en los últimos tres lustros en favor de su pueblo.
  23. Denunciar la intromisión del imperialismo en los asuntos internos de los países de África y Medio Oriente, la agresión y las guerras desatadas, bajo la llamada cruzada contra el terrorismo, por el control de los recursos naturales de esas regiones. Rechazar las medidas económicas coercitivas contra Zimbabwe
  24. Apoyar la causa histórica de lucha de los pueblos saharaui y palestino, por su derecho a la libre determinación.
  25. Exigir el fin de la intervención imperialista contra Siria y el pleno respeto a su soberanía e integridad territorial.
  26. Saludar el proceso de acercamiento y diálogo intercoreano. Condenar las sanciones unilaterales contra la República Popular Democrática de Corea.
  27. Rechazar todas las formas de discriminación y violencia por razones de género, color de la piel, creencia religiosa, orientación sexual u otra manifestación que atente contra la dignidad e integridad de las personas y llamar a la solidaridad con sus agendas de lucha; así como reconocer el aporte de los movimientos de mujeres y feministas en los procesos emancipatorios.
  28. Defender los derechos de los pueblos originarios a su cultura, a sus territorios, tradiciones y costumbres ancestrales. Expresar nuestro apoyo a las comunidades de origen africano y a las minorías en la lucha por sus reivindicaciones.
  29. Reconocer el protagonismo y compromiso de lucha de los jóvenes como fieles continuadores del legado emancipador e internacionalista de nuestros próceres.
  30. Condenar enérgicamente la actual política antiinmigrantes de los gobiernos de los Estados Unidos y la Unión Europea, así como toda manifestación de fascismo, xenofobia, y racismo.
  31. Denunciar la actual cruzada macartista del gobierno de los Estados Unidos y la campaña anticomunista que tiene lugar en Europa.
  32. Convocar a la lucha global para defender los recursos naturales, la biodiversidad, la soberanía y la seguridad alimentaria, la madre tierra, las conquistas y derechos sociales.
  33. Fortalecer la respuesta a la guerra cultural y simbólica que tiene como espacio en disputa a la subjetividad del ser humano, articulando la batalla mediática en Internet y las redes sociales digitales, alimentando las redes de la verdad frente a la ofensiva de la mentira del imperialismo neoliberal.
    Por tanto:
    Reiteramos la importancia de avanzar en la construcción de la unidad antimperialista de las fuerzas políticas de izquierda y de los movimientos sociales y populares, con respeto a la pluralidad, la diversidad y el derecho soberano de los pueblos para escoger libremente su forma de organización política, económica y social, convencidos de que la unidad es la única vía para alcanzar la victoria en el enfrentamiento al principal enemigo de los pueblos: el imperialismo yanqui y sus aliados.
    Agradecemos al pueblo, al Gobierno de la Isla de la Libertad y de la Unidad y al Capítulo Cubano de los Movimientos Sociales por su hospitalidad e invariable solidaridad. Continuaremos junto a ustedes, comprometidos con su proyecto social y con el compromiso de divulgar la verdad sobre esta invencible Revolución.
    Este Encuentro reafirma la voluntad de lucha de nuestros pueblos y constituye un formidable estímulo para continuar adelante, conscientes de que seguiremos en resistencia hasta vencer.
    Ante el plan desintegrador del imperialismo y la derecha conservadora, oligárquica y neoliberal, opongamos el plan integrador, soberano y digno de nuestros pueblos. Unámonos para exigir nuestro derecho al desarrollo, a la vida y al porvenir. La unidad antimperialista es la táctica y la estrategia de la victoria.

¡Señores imperialistas, Manos Fuera de Cuba!

¡Los pueblos seguimos en lucha!

¡Hasta la victoria siempre!