Por Farruco Sesto.

 

No podrán contigo. No podrán con esta Revolución.  Porque todos nosotros somos Chávez.

Ahora es que falta camino y sobra ánimo aguerrido.

Más unidos que nunca nos encontrará cada conspiración imperial, que siempre será derrotada.

Aquí la derecha violenta no tiene futuro. Porque este pueblo maravilloso quiere paz.

Paz que hay que construirla entre todos.

Y si para ello se necesita diálogo, pues que haya diálogo.

Pero, eso sí, ya basta: nunca más un perdón.

Decía Bolívar en el Manifiesto de Cartagena: “a cada conspiración sucedía un perdón, y a cada perdón sucedía otra conspiración que se volvía a perdonar, porque los gobiernos liberales deben distinguirse por la clemencia. ¡Clemencia criminal que contribuyó más que nada a derribar la máquina que todavía no habíamos enteramente concluido!”.

Pues bien, decimos nosotros: en verdad, nunca más un perdón. ¡Que la justicia se aplique como debe ser!